Los Ache

por Ramón Fariña - Etnias - 15/07/2012
Inocencia. Niñas Ache
El cuarto de los Pueblos Guaraníes de la región Oriental del Paraguay son los Ache, tradicionalmente conocidos con el DESPECTIVO apodo de Guajaki, "ratones del monte”. Las noticias sobre los Ache arrancan desde el siglo XVII, pero en realidad sólo se hicieron presentes en la vida paraguaya en la segunda mitad del siglo XX cuando la tragedia Ache-Guajaki estaba en plena acción.
Desde 1959 Don León Cadogan fue denunciando repetidamente la persecución de que eran objeto os Ache por parte de la población paraguaya rural, que, con el pretexto de que "vivían desnudos” y "vagaban libres por los montes”, los perseguía, los asesinaba y capturaba sus criaturas que pasaban a ser vendidas como "criados y criadas
Se trataba de "la agonía de una raza”. Ante tanta persecución y maldad, los Ache habían caído en un estado de abatimiento y postración intolerable, como lo expresaban en sus cantos nocturnos. Salvo raras excepciones, los Ache fueron capturados o atraídos sin ningún respeto ni garantía. De hecho perdieron la casi totalidad de sus tierras en ese fatídico proceso de "CIVILIZACIÓN”, en que fue reducido su espacio vital, modificada su dieta alimenticia, perturbado su mundo religioso y transformada su economía. El drama Ache tuvo resonancia internacional sobre todo a partir de las capturas de los años 1970 y las consecuentes denuncias de genocidio que el gobierno paraguayo quiso silenciar.
Los Ache están ahora divididos, incluso por motivos religiosos extraños, en seis comunidades: Chupa Pou, Arroyo Bandera Kuêtuvy, ubicadas en el departamento de Canindeyú; Puerto Barra, en el Alto Paraná; Ypetymi en Caazapá; y Cerro Morotî, en Caaguazú; sin embargo, últimamente han entrado en un saludable movimiento de recuperación de identidad y reivindicación de territorio.

Más notas en la categoría Etnias