Una magistral ponencia en el I Congreso de Folklore Latinoamericano

por Ramón Fariña - Noticias - 10/11/2014
Licenciado Omar Alfonso Cibils. Licenciado en Atropología Cultural Guarani del Ateneo de Lengua y Cultura Guarani I.E.S. del Paraguay
El Programa del Congreso fue desarrollado a pleno desde el 5 al 8 de noviembre de 2014 en La Escuela Superior de Música de Posadas; y en una amplia variedad, se abordaron los distinto Géneros y Áreas en los que se expresaron los Exponentes sobre sus respectivos temas.
Estamos seguros que LAS CONCLUSIONES del mismo se estarán publicando en breve; pero debido a lo rico y amplio de la PONENCIA presentada por el Licenciado Omar Alfonso Cibils (Lic. En Atropología Cultural Guarani del Ateneo de Lengua y Cultura Guarani I.E.S. del Paraguay) al llegar su turno; nos tomamos el "coraje” de publicar en nuestro portal de manera "TOTAL Y TEXTUAL”; esperando sea utilizada como herramienta de análisis por aquellos estudiantes y estudiosos que a menudo nos visitan.
A disfrutarlo…!
Atte: Juan Ramon Fariña


FOLKLORE – CULTURA - EDUCACIÓN
(de círculo vicioso a círculo virtuoso)
TAVARANDU – TEMBIAPO – TEKOMBO’E
(marã jerégui marangatu jerépe)

Maitei horyvéva opavavépe – Mis saludos cordiales a todos.
Mba’éichapa peneko’ẽ - Cómo han amanecido?

I. Antropología.


Para entrar en tema vamos a hacer un pequeño recorrido por conceptos básicos–que a veces los damos por sabidos- y por lo tanto pasan desapercibidos a nuestro análisis.

Folklore, Cultura y Educación son Ciencias, pero como tales además forman parte y constituyen una Ciencia Madre que es la Antropología; y la Antropología es la "Ciencia del Hombre”; la ciencia que estudia "al hombre como ser humano biológico y cultural, desde su aparición sobre la faz de la tierra hasta nuestros días, en todo tiempo y en todo lugar. Estudia al hombre en forma individual y en forma colectiva”.

Como ciencia aplicada que es, la Antropología centra su estudio en el hombre, por una parte como miembro del reino animal o como un animal más de la especie; y por otra, en su condición de ser creador o cultural, miembro de una sociedad con características definidas por un tiempo y un espacio.

Paradójicamente, el ser humano creador y recreador de la cultura no midió las consecuencias de muchas de sus creaciones y recreaciones, que hoy – a través de sus efectos- le causan todo tipo de estragos –principalmente en materia ambiental y biológica- lo que directamente incide sobre el bienestar y el desarrollo de las sociedades humanas. A partir de 1900 el hombre es el problema. Creó la máquina de vapor, luego todo tipo de vehículos, enormes fábricas –con chimeneas imponentes y contaminantes- procurando "soluciones” a sus necesidades, buscando comodidades; pero con el tiempo sólo logró "contaminar” peligrosamente "su” ambiente, perjudicando sobretodo la vida futura, la de las generaciones venideras. Hoy, la contaminación y la destrucción ambiental generada a partir de las creaciones y recreaciones humanas se manifiesta mediante graves problemas, tales como: la lluvia ácida, el cambio climático, el efecto invernadero, el adelgazamiento de la capa de ozono. Esto es lo que constituye "un círculo vicioso”.

Cuál es la importancia de los estudios antropológicos?

La trascendencia de la Antropología se refleja en las utilidades que deja la investigación antropológica; es decir, que toda investigación (observación metódica y sistemática) de los aspectos biológicos y culturales del hombre tiene un valor o una importancia que bien podría cooperar en la solución de muchos de los problemas que afectan a una población determinada.

Lo natural frente a lo cultural.

La educación elemental nos ubica tempranamente ante la naturaleza –definida técnicamente como conjunto, orden y disposición de todas las cosas no inferidas o modificadas por el hombre-. A partir de este concepto se puede deducir que desde el mismísimo universo con sus planetas, entre ellos la tierra, con zonas terrestres y marinas, los árboles, animales y todas las variedades minerales conforman –a no dudar- la naturaleza.

Por otro lado –enfrente?- encontramos al hombre y su ingenio creativo y recreativo, manifestado en la cultura, que básicamente podemos definir como todo aquello que el hombre crea y recrea o como modelo de vida que sirve de guía potencial para el comportamiento humano. Por tanto, se deduce que toda creación humana es cultura: desde una silla, el modelo y la construcción de una vivienda, la computadora, la concepción y la acción de la guerra, la droga, este edificio que ahora nos cobija, etc. Ahora bien, debemos convenir que muchas de las creaciones humanas tienen como base elementos naturales. A partir de los árboles –por ejemplo- obtiene la madera con la que construye sillas, mesas, camas; así como en base a la carne de animales –domésticos o silvestres- elabora distintos platos a los que da forma, color y nombre culinario. Con la arcilla elabora ladrillos, tejas, construye casas y también se expresa artísticamente en la alfarería.

De lo expuesto, podemos afirmar quela naturaleza y la cultura entrecruzan y mezclan sus principios, a partir de los intereses humanos. Lo malo es que hoy día, la cultura ha ganado grandes espacios en detrimento de la naturaleza. Donde antes había montes hoy emergen grandes ciudades con rascacielos, con viaductos y caminos de cemento, con infinidad de cables, con vehículos que contaminan. Esta situación nos plantea un hecho concreto: el hombre con la excusa de la evolución y su creatividad –consciente o inconscientemente- destruye su medio y se destruye a sí mismo por no haber planificado la manera de desarrollar su vida mediante una relación equilibrada y armónica entre lo cultural y lo natural. Siendo optimistas, podemos decir que todavía hay tiempo; claro que para recrear mejores condiciones dependemos nuevamente de un proceso creado por el hombre –el más importante quizás-: LA EDUCACIÓN.

Hombre material-hombre inmaterial.

La "Torre de Babel” –una parábola bíblica- nos muestra que los seres humanos construyeron "un camino” para llegar al cielo –y por ende "donde está Dios”?- y que al no lograrlo se dispersan y dan origen en distintos lugares, a sociedades distintas, con distintos idiomas. Puede decirse que por causas históricas, religiosas, económicas, sociales y políticas el hombre convivió con sus pares y por las mencionadas causas migró y se integró o conformó nuevas comunidades, con formas de vivir distintas.

Este transitar humano –a través de los tiempos- hizo que en la actualidad existan comunidades como las occidentales, donde el ser humano debe "vivir para trabajar” y "vivir para tener”. En estas comunidades se vive a tan intensas revoluciones que prácticamente nadie puede pensar en "vivir para ser”. Jornadas laborales prolongadas, jornadas de estudio prolongadas, variedad de entretenimientos (pacíficos y violentos) y la cobertura de todo el tiempo disponible –del ser humano- por la avalancha de tentaciones que ofrece la sociedad de consumo, a través de la televisión, las radioemisoras y los periódicos han cooperado para la aparición del hombre material o más exactamente materialista u hombre moderno como algunos lo denominan.

Este "hombre de hoy”, el "más civilizado” es capaz de entretenerse-divertirse observando –cómodamente desde el televisor en su casa- una guerra entre dos países, en cualquier lugar del mundo o un partido de fútbol o una pelea de box. Trabaja diariamente muchas horas, tiene compromisos "delicados” de último momento, de "vida o muerte”. Es el hombre que padece de patologías tan modernas como el surmenagge, el stress, la presión arterial, la agorafobia. Es el hombre que no respeta la naturaleza, y mucho menos –ni conoce ni respeta- su propia estructura y funcionamiento corporal. Es incapaz de apreciar un hermoso amanecer o una bella flor porque no tiene tiempo. Se acuerda de Dios –si es creyente- yendo al templo pero mientras dura la misa o el culto sólo piensa en el trabajo que dejó pendiente, porque en el fondo él sólo tiene que "vivir para trabajar” y "vivir para tener”. Acerca de éste hombre material cabe pensar: para qué tener todo? o será que todo lo que obtuvo seguirá siendo suyo después de la muerte?

Pero no todos fuimos y somos así. Existen seres humanos que tienen otra concepción –radicalmente opuesta- de la vida y de las cosas y se convierten en la otra cara de la moneda. Una muestra elocuente lo constituye la sociedad Guaraní cuyos miembros se esmeran en "vivir para ser”. Saben que la vida terrenal es breve, y un tránsito hacia YVY MARANE’Ỹ, la "tierra sin males”; en consecuencia nada es nuestro: ni la tierra, ni las plantas ni los animales. Nada es de nadie en particular, pero están a disposición de todos, para su uso racional y para heredarlos a nuestros descendientes. Viven "en” y "con” la naturaleza; buscan desarrollarse plenamente procurando "ser”.

División de la antropología.

Existen muchos y variados aspectos vinculados al eje central de la Antropología. Cada problema o serie de problemas precisa –para su análisis- el desarrollo de métodos específicos y como muchas disciplinas se divide en ramas: 1) Antropología Física y 2) Antropología Cultural.

Antropología y educación.

Al definir la Antropología –centrar el problema, señalar su naturaleza, alcance y trascendencia- hemos comprendido el valor que tiene en cuanto ciencia que estudia al hombre en su totalidad, pues busca señalar las características biológicas y culturales del hombre en relación al tiempo y espacio físico en que vivió, vive y vivirá. A partir de estos enunciados podemos hablar de la importancia innegable de la Antropología para el estudiante. En particular la Antropología Cultural es la que cooperará con él –mediante los instrumentos operacionales que aporta (metodología y técnicas que se utilizan en las Ciencias Sociales)- a analizar distintos aspectos físicos y culturales tales como las variaciones biológicas y ambientales, o cuestiones vinculadas a la educación, la lingüística, la literatura, el folklore o aspectos que refieren a las Naciones Aborígenes que aún sobreviven en el Territorio (argentino, misionero, americano).

El estudiante no tiene que ser un mero repetidor de esquemas preestablecidos o de "dictaditos añejos” o de "verdades absolutas” que no admiten discusión. Debe ser –esencialmente- una persona dinámica, cuestionadora, progresista; un agente de constante cambio, que conduzca a un mayor y mejor perfeccionamiento –no sólo personal- sino de la Ciencia que estudia: debe ser un intérprete del tiempo y del espacio que ocupa.

En el campo de la Antropología –sobre todo Cultural- son contados e incipientes los trabajos –proficientes y con éxito- que se han realizado en nuestro medio. El estudiante también tiene esa obligación –por lo menos moral- de indagar en dichas áreas de investigación antropológica. De lo expuesto hasta aquí se desprende la importancia de la Antropología en la educación.

- Recordemos que cada Nación nace, se desarrolla y se mantiene en medios geográfico-ambientales diferentes, con culturas diferentes. Una vez definidas estas peculiaridades se podrán proyectar políticas y estrategias para la educación, la salud, la economía o la actividad agropecuaria que tiendan al bienestar y progreso de la comunidad. En el caso del GUARANI RETÃ-TERRITORIO GUARANÍ, los estudios antropológicos son de fundamental importancia para el relevamiento de la situación socio-cultural anterior y actual, parcial o colectiva de la Región. La Antropología, mediante las metodologías de las Ciencias Sociales, ofrece distintas técnicas de investigación, tales como la observación, la entrevista, el cuestionario, el experimento y la estadística, como alternativas para el desarrollo de los estudios necesarios y señalados.

- Recordemos que la educación tiene su razón de ser más trascendente en los conocimientos que proceden de las investigaciones científicas; por consiguiente las instituciones educativas deben convertirse en "laboratorios”, en centros de investigación antropológica promotores, productores, y difusores de los nuevos conocimientos científicos; cooperando de ésta manera –dinámica, responsable y críticamente- en la promoción educativa y cultural de la comunidad a través de propuestas y emprendimientos –válidos, competentes y progresistas- producto de dichas investigaciones.

I.1. Antropología física.

Es la parte de la Antropología que estudia los aspectos biológicos del ser humano; es decir, el hombre en cuanto ser animal. Se divide a su vez en dos áreas o campos: 1) El estudio del hombre como producto de un proceso evolutivo, y 2) El estudio de las poblaciones humanas.

La adaptación al medio-al ambiente, la herencia biológica, las evidencias de relaciones de semejanza entre el hombre y los demás animales, son algunos de los temas que interesan a la Antropología Física.

El hombre y los reinos de la naturaleza.

A través de la escuela aprendemos el tradicional concepto de naturaleza definida técnicamente como "conjunto, orden y disposición de todas las cosas del universo no influidas o modificadas por el hombre”. Esta naturaleza se divide esencialmente en tres grandes grupos: 1) animal, 2) vegetal y 3) mineral; aunque últimamente se han agregado 4) hongos y 5) maneras; y algunos científicos agregan más.

Los reinos –grupos- interactúan constantemente; mantienen una relación de interdependencia o solidaridad recíproca. Los componentes del reino animal sin los del reino vegetal o mineral no podrían sobrevivir. A su vez, animales y vegetales necesitan de componentes del reino mineral –como el agua y la sal-. Se deduce que entre los reinos de la naturaleza existe una cadena permanente y necesaria, que asegura la supervivencia de cada uno de ellos en forma independiente.

La destrucción de la naturaleza a través de la tala indiscriminada de especies originarias –la deforestación-; la caza injustificada de animales –y la extinción de algunos-; los desechos químicos tóxicos –contaminando el suelo, el agua y el aire- son causantes del desequilibrio de la naturaleza.

El hombre, tema-problema de la Antropología, forma parte de uno de esos reinos –el animal- y se constituye en "administrador” de la naturaleza. Es por eso que a la Antropología –como ciencia que busca el bienestar humano- le interesa el equilibrio de los reinos de la naturaleza y el uso racional de los elementos agrupados en cualquiera de ellos.


El mundo de los hombres y de los animales.

Muchas de las actividades de los hombres son posibles mediante su estructura física. No podemos comprender el comportamiento del hombre y sus múltiples formas culturales sin conocer sus potencialidades biológicas, y sus limitaciones. Los orígenes y la historia del hombre como organismo biológico están claramente referidos a los orígenes y la historia de todo el reino animal. Es evidente que no hay el mismo grado de similitud entre todos los animales. Los hombres se parecen mucho más entre sí que lo que se parecen a cualquier otro animal. Hombres, simios y monos –a su vez- tienen muchos más parecidos que cualquiera de ellos con las aves, peces o reptiles.

Estas semejanzas pueden ser: Analogías, Homologías y Analogías-homológicas u Homologías-analógicas.

En la medida que vayamos estudiando la Herencia biológica y la adaptación al medio, así como el origen del hombre –en el mundo, en América y en la Región- tendremos una idea más clara de lo que somos. Sabiendo lo que somos será más fácil definir nuestro camino.

I.2. Antropología cultural.


Estudia los orígenes de las culturas del hombre, su evolución y desarrollo y la estructura y funcionamiento de las culturas humanas en todo lugar y tiempo. Puesto que la Antropología Cultural abarca una esfera tan amplia de las actividades humanas es que se vale de tres disciplinas auxiliares: la arqueología, la etnología y la lingüística.

La arqueología: trata –primordialmente- de las culturas antiguas y de las fases pretéritas de las modernas civilizaciones. Pretende reconstruir las formas culturales del pasado y trazar su crecimiento y desarrollo en el tiempo.

La etnología: puede decirse que empieza donde la Arqueología termina. Investiga y describe las diversas culturas en donde quiera que puedan encontrarse. Se dedica muy ampliamente a explicar las semejanzas y diferencias que se encuentran en las culturas humanas. El etnólogo se interesa por la cultura como fenómeno característico de los seres humanos en todas partes, y no solo por las culturas de una sociedad particular o un grupo de sociedades. Gran parte de su trabajo tiene que ver con la descripción de diferentes grupos humanos. Y como los menos conocidos son aquellos pueblos llamados "primitivos”, el etnólogo suele dedicar mucho de su tiempo a las culturas de estos pueblos antiguos –supuestamente- menos desarrollados.

La lingüística: se ocupa de las lenguas del hombre, incluidas las que hoy se hablan –por pueblos iletrados y por pueblos que conocen la escritura- y de las que se conocen por textos escritos (como el latín, el griego antiguo y el sánscrito). Se interesa principalmente por el lenguaje en cualquiera de las formas (oral, escrito, ideográfico, gestual, mímico, etc.) sus orígenes, desenvolvimiento y estructura.

El lingüista –que a la vez es antropólogo- no se ocupa exclusivamente de los problemas lingüísticos como tales. Se interesa particularmente por las múltiples relaciones mutuas que hay entre la lengua de un pueblo y los demás aspectos de su cultura.


Folklore.

El Folklore es una de las ciencias del hombre, es una parte de la Antropología Cultural que abarca el saber tradicional, el conocimiento de las clases populares o incultivadas de las naciones civilizadas.

El Folklore estudia el saber popular, el saber del pueblo y viene de la yuxtaposición de dos vocablos anglosajones: Folk y lore. Es el término propuesto por el arqueólogo inglés Williams John Thoms para designar las tradiciones, creencias, costumbres, mitos, leyendas, canciones, proverbios, decires, refranes, supersticiones, etc. de las clases populares, y desde entonces es un término universal.

Las características principales de los hechos folklóricos son:

1) Tradicional: porque lo heredamos de nuestros antepasados y sigue permaneciendo entre nosotros. Se transmite espontáneamente a través de las generaciones como hecho cultural y no por medios institucionales u oficiales; la transmisión es por vía oral –el medio utilizado por la gente del pueblo, que no sabe leer- por repetición del hecho, por los juegos, por el canto, por el trabajo y por l artesanía.

2) Vulgar: es común, propio de la gente común o simple, del vulgo. El hecho o creencia no se explica por la razón, por la lógica; responde a un sentimiento, a la fe, se cree simplemente, porque sí, sin entrar a analizar, sin saberse el porqué, el cómo, sin necesidad de comprender para aceptarlo. Responde, no a la lógica racional, sino a la lógica de los sentimientos.

3) Anónimo: porque es de autor desconocido. Si bien es cierto que alguien fue el autor, el primero en realizarlo, con el tiempo, al tradicionalizarse el hecho, ya no se sabe quién fue su autor, su creador, se volvió anónimo.

4) Funcional: cumple una función, es utilitario, sirve para algo: para alegrar, distraer, trabajar, instruir, etc.
5) Espontáneo: porque aparece en el momento menos pensado, es el producto de las circunstancias, de las distintas situaciones o acontecimientos. Nadie puede vaticinar que en tal o cual momento se producirá un hecho folklórico.

El Folklore abarca todos los hechos, especies, elementos y bienes del saber, de la cultura popular y para su estudio se acostumbra agruparlos en:
1. Folklore Espiritual o Animista;
2. Folklore Material o Ergológico y
3. Folklore Social o Sociológico.

1. El Folklore Espiritual incluye en su estudio las creencias, supersticiones, mitos, leyendas, casos, refranes, juegos, pasatiempos, devociones populares.

1.1. Las Relaciones: son versos que se dicen a la pareja, y que pueden tener respuesta de la otra parte, especialmente en el pericón (con relación).

1.2. Las Adivinanzas: se manifiestan como una suerte de contrapunto, en la que una parte pregunta y la otra contesta. Se constituyen en una primera etapa de la formación popular previa a la escolarización.

1.3. Las Creencias: son falsas nociones naturales o suposiciones lógicas aceptadas tradicionalmente sin análisis, porque sí, sin intervención de la razón ni de la voluntad. Son enunciados breves, elementales: El gato tiene siete vidas; Burro que rebuzna, anuncia lluvia, etc.

1.4. Las Supersticiones: son falsas nociones sobrenaturales, originadas en el mundo sobrenatural o que suponen creencias falsas de poderes sobrenaturales o en materia religiosa: El canto del pitogue anuncia embarazo; La mujer no debe bañarse después de parir, porque corre riesgo de morir.

1.5. Magia- Paje: en su acepción actual significa hechicería, embrujo, hechizo. Es un vocablo aplicado también al médico –entre los aborígenes, en Misiones, norte de Corrientes y Paraguay-: es el mago, hechicero, exorcista. Se puede "empayenar” directamente (dando brebajes, elixires, objetos o comidas) y a la distancia.

En la práctica del paje se emplea: espejos, tinta, papel, ropas, pañuelos, fotografías, muñecos, cuadros de santos, cruces, paños de cruces (de cementerio), agua bendita, sal, vinagre; también cabellos, sangre, huesos (de vivos o difuntos); kavure’i rague, sapos, excrementos, imán o itakaru, agujas, alfileres, tierra de cementerio. Se utiliza también oraciones –a San Antonio, San Miguel Arcángel, Santo Tomás, Santa Elena, Santa Catalina- por ejemplo.

1.6. La Medicina popular: en el caso de nuestra región – GUARANI RETÃ o TERRITORIO GUARANI- está impregnada de los conocimientos Guarani, principalmente en el empleo de las plantas medicinales –la Fitoterapia-.

Varias generaciones de misioneros nacieron atendidos por una Partera chae. Y cuando fueron creciendo y se ojearon, empacharon o desgarraron fueron atendidos por un médico o médico ñana, que también atendían el kambyrujere, la isípula o la rendidura. Estos médicos o empíricos-como se los llamó también un tiempo- tratan a sus pacientes y a las enfermedades con productos de origen mineral, animal o vegetal; según sea la especialidad del médico.
La Fitoterapia o Herboristería, se continúa usando –y está en franca recuperación- a la luz de la vuelta a lo natural.

1.7. La Religión: Los herederos de la Nación Guarani manifestamos permanentemente nuestra religiosidad de distintas maneras: sacras o profanas pero religiosidad al fin. Algunas manifestaciones de la religiosidad popular son –por ejemplo- la creencia en los santos protectores. Así San Blas es patrono de las enfermedades de la garganta, San Roque es patrono de los perros e inválidos, Santa Lucía de los ciegos, San Ramón de las embarazadas y parturientas, San Cayetano del pan y del trabajo, San Antonio de los enamorados, Santa Rita de las causas imposibles y así infinidad más.

Entre las devociones populares hallamos: el pedido de bendición (tupanói), la bendición de las casas o vehículos, las precauciones en los sitios donde hay póra. También conforman la religiosidad popular los santos profanos como el Gauchito Gil, la Difunta Correa, el Monje del Cerro –en San Javier-. Y en algunas regiones de Paraguay, los Estacioneros de Semana Santa.

1.8. Los Mitos son relatos de hechos imaginarios atribuidos a personajes fabulosos, dioses o semidioses. Es una forma de narrativa, originalmente de carácter religioso, utilizado principalmente en las culturas primitivas para explicar fenómenos de la naturaleza. Jasy Jatere, Pombero, Luz Mala entre otros.

1.9. Las Leyendas son la relación de sucesos que tienen más de tradicionales o maravillosos que de históricos o verdaderos. Es el relato fabuloso que intenta explicar la presencia de los elementos naturales, sean éstos animales, vegetales o minerales. Por ejemplo la Leyenda de Ka’a –que se entrelaza con el Mito de Ka’a Jarýi o Ka’a Póra. La Leyenda del Mborore, la del Yryapu.

1.10. Cuentos Populares: son los relatos o narraciones de sucedidos folklóricos. Son de carácter oral, contados en rueda de amigos y familiares, con el objetivo de entretener, divertir o moralizar. Se diferencian de los Cuentos de la Literatura universal, precisamente por ser locales y orales y hacen referencia al Póra,, Pombero, Perurima (Pedro Urdemales), Plata Yvyguy o Entierros, Jasyjatere, etc. Tienen especia valor y son agradables a las clases populares.

2. Folklore Material o Ergológico. Incluye la forma de construcción de las viviendas, la alimentación y las artesanías –o Artes Populares?-

2.1. La vivienda: en su construcción se tiene en cuenta la orientación Norte-Sur, para evitar estos vientos. El material utilizado tiene trascendencia y puede ser: 1) Rancho, con paredes de adobe, de estaqueo, de palo a pique (mbokaja o pindo) y techo de paja; y 2) Casa de material: pared y techo de material cocido (ladrillos y tejas) y aberturas de madera trabajada.

Las dependencias, muebles y enseres son: En la casa: el dormitorio, la sala y –en algún galpón cercano- la cocina con su fogón y el sobrado (fiambrera) hecha de takuarillas y guembepi. En la enramada cercana está ubicado el tatakua, no muy distante del pozo de agua. Y eso si –nunca integrando el área de la casa- el excusado o letrina.

La casa tiene entre sus muebles (o enseres) el catre de tientos, de lona o hamaca en los dormitorios, y algún baúl para preservar las cosas más delicadas; candeleros, lámparas de kerosén, alcohol (o gas en las más modernas); nichos o mesas con imágenes de los santos familiares; mesas, asientos –en sus variantes: silla, silleta, banco largo-; el angu’a o mortero, platos y cubiertos, el cedazo y el kambuchi.

2.2. La Alimentación: incluye comidas y bebidas típicas con sus ingredientes, condimentos y acompañantes. Los principales ingredientes son: el maíz, el almidón, la harina de maíz, la grasa de cerdo, leche, queso, huevos de gallina, variedad de carnes (gallina, cerdo, y animales de caza). Entre los condimentos sobresalen el ajo, la cebolla, la sal, los pimientos-morrones, hojas de laurel.

2.3. El calendario de actividades productivas (agrícolas y ganaderas) indica que en Enero se practica el rozado (sin quema), continúa la maduración de los frutos. Hay sandía, melón, piña, guayaba; en Febrero se cosecha el algodón y so cortan los árboles; en Marzo se cosecha el maíz duro (blanco y amarillo), se prepara la tierra para las plantaciones de invierno, inicia el engorde de cerdos, se cruzan las ovejas; en Abril se cosecha la mandioca, es mes de siembra en general –trasplante y plantación de árboles y hortalizas-; Mayo es mes de carpir, rozar, arar para las siembras de julio y agosto.mes de mucha fruta –principalmente cítricos-, siembra de tabaco y refuerzo de alimentación del ganado –previendo el invierno-;Junio es mes de cosecha de poroto y caña de azúcar; Julio es tiempo de preparar las siembras de verano. Arado, carpido y quema de campos. Siembra de mandioca, batata, poroto, maní, sandía, melón. Zapallo, arroz. Termina el corte de yerba. Se injertan los cítricos y se castran cerdos y corderos. En Agosto se continúa la castración de cerdos y ovinos y se hace la de caballos, burros y vacunos. Hay poco pasto en los campos. Setiembre es tiempo de abonar los campos y sembrar algodón, maní, arroz, porotos, batata, zapallo, calabazas, banano, mandioca. Seinjertan los frutales y cruzan equinos. Esquila de ovejas. Octubre es tiempo de cosecha de trigo. En Noviembre aparecen los choclos, sandías, melones, piñas; y en Diciembre se prosigue la cosecha de maíz, melón, sandía y comienza la cosecha de tabaco y tártago. Cruzamiento de ovejas.

3. Folklore Social o Sociológico. Abarca aspectos del lenguaje, usos y costumbres, fiestas y ceremonias, juegos y pasatiempos, entre otros.

3.1. Los Apodos o "marcantes” son los nombres que se acostumbra poner a alguien tomando un defecto o peculiaridad de la persona. Así están los Tito, Beto, Pancho, Toño, Aguara’i, Kururu, Anguja, Gallo perõ, ka’i, etc, etc.

3.2. Los Refranes y sentencias son expresiones que reflejan el pensamiento del hombre común acerca de las cosas del mundo.

3.3. Juegos y Pasatiempos: Los más tradicionales son: pasará-pasará, solterona, pelota muerta, descanso, mbópa, cinto perdido, bolitas, tikichuela, pandorga, balero, tata ári jehasa, sortija, toro kandil.

3.4. Las Fiestas Patronales son las recordaciones de los Santos Patronos. Algunos son: 6 de enero Reyes Magos; 2 de febrero, La Candelaria; 3 de mayo, La Cruz; 6 de agosto, San Cayetano; 10 de agosto, San Lorenzo; 1 de noviembre, Todos los Santos; 8 de diciembre, Virgen de Itati-Ka’akupe.


II. La cultura.

El término cultura puede tener una definición particular y otra general. Clyde Kluckhom dice que cultura es: todos los modelos de vida históricamente creados-racionales, irracionales, no racionales, explícitos e implícitos que existen en cualquier tiempo y lugar determinados- como guías potenciales del comportamiento humano. Como ejemplos tenemos: dejarle tabaco al pombero, medir el empacho, coser los desgarros, no cruzar bajo una escalera, el tata ári jehasa. Y por el otro lado –desde la perspectiva general- cultura refiere-denomina al conjunto de modelos de vida que identifican a un grupo, sociedad o nación. Es común por lo tanto hablar de cultura paraguaya, cultura guaraní, cultura rioplatense para incluir en esta expresión todos los modelos de vida que identifican al pueblo en cuestión: idioma, creencias, tradiciones, costumbres, etc. en Guaraní cultura se dice TEMBIAPO, es decir producto –o producido- por el ser humano.

Considerando la definición de cultura, puede deducirse que sus características son: racional, irracional, no racional, explícita e implícita.

a) Cultura Racional es todo modelo de vida normal, aceptado, practicado, regular y permitido en una sociedad determinada. En la sociedad misionera es racional dar un chupete al niño; en la sociedad Ache es racional dar una pechuga de ave al bebe para succionarla.

b) Se denomina Cultura Irracional a todo modelo de vida anormal, no aceptado, no practicado, irregular y no permitido en una sociedad determinada. En la sociedad misionera es irracional dar una pechuga de ave a un niño en lugar del chupete; en la sociedad Ache es irracional dar un chupete –en lugar de una pechuga de ave- a un niño.

c) Cultura No Racional se llama a todo modelo de vida creado por el hombre en todo tiempo y lugar para su autodestrucción o para la destrucción de sus semejantes. Las armas, la guerra, las drogas, la silla eléctrica, la cámara de gas, etc. son un ejemplo.

d) La Cultura Explícita es todo modelo de vida real, concreto, tangible, presenciable. Por ejemplo: la casa, la mesa, una silla, una faja, un ajaka, un japepo, un kambuchi, etc.

e) Se denomina Cultura Implícita a todo modelo de vida irreal, abstracto, intangible, conceptual. Por ejemplo la palabra "silla” –oral o escrita-. En esta palabra nada hay de parecido con la "silla” –objeto concreto-; no obstante, la palabra representa simbólicamente al objeto concreto "silla”. Al decir "silla” –aunque el objeto esté ausente- el interlocutor es capaz inmediatamente de relacionar esta palabra con el objeto correspondiente.

Subcultura o enclaves culturales.

En las sociedades más amplias y más complejamente organizadas es posible –a menudo- distinguir áreas de cultura que están restringidas a una determinada porción de miembros de la sociedad total; a esto se llama subcultura o enclave cultural.

En nuestro país podemos distinguir dos tipos de subcultura. Por una parte, las de origen nativo o interno–constituido por las 29/30 etnias, naciones o pueblos originarios (indígenas) que conviven –con nosotros- en el territorio de nuestra actual República. Estos pueblos tienen sus propios idiomas –o dialectos-, sus hábitos alimentarios, convicciones religiosas, vestimentas diferentes

Por otro lado están las subculturas de origen extranjero o externo constituidas por las comunidades –pequeñas o numerosas- de inmigrantes; alemanes, polacos, chinos, japoneses, árabes, judíos que cohabitan con nosotros. Están insertos en nuestra República –con su característica cultura- pese a lo cual siguen ejerciendo-practicando "sus” modelos de vida, "su” cultura. El caso de los migrantes Laosianos fue y es paradigmático en Misiones.

Tanto inmigrantes como aborígenes se encuentran contenidos en una cultura más amplia y más compleja: la Cultura Argentina.

El cambio cultural proviene mayormente de la difusión, la expansión de los elementos y complejos culturales de una sociedad a otra. Estas situaciones de contacto cultural –hostil o amistoso, directo o con mediación/intervención- entre dos o más sociedades –próximas o distantes- entraña modificaciones. Estas nuevas situaciones de contacto cultural pueden ser de dos tipos: de aculturación o de transculturación.

Así como el contacto entre las culturas locales y las de los migrantes trajo un beneficioso aculturamiento, las últimas oleadas de "migración cultural” –sobre todo desde los centros de poder- está llevando a un peligroso transculturamiento.

Muchos estudiosos sostienen que cultura es sinónimo de "desarrollo o mejoramiento mediante la enseñanza y la educación”. Una persona "culta” es quien ha adquirido un dominio de ciertos campos especializados del conocimiento –generalmente arte, ciencia, literatura- y que tienen buenos modales. Los historiadores emplean –frecuentemente- la palabra cultura para señalar desarrollos especiales en los campos artístico e intelectual. Para muchos de estos eruditos "cultura griega” refiere únicamente a los griegos versados en arte y literatura, incluso, más estrictamente, a los griegos ilustrados de la Edad de Oro del desarrollo intelectual de Grecia. Y podemos preguntarnos: el griego que caminaba por las calles de Salónica o Atenas y solamente vivía de su trabajo en las guerras, integraba o no la "cultura griega”?
La cultura no solo incluye las técnicas y métodos del arte, la música o la literatura, sino también las empleadas en la alfarería, el vestido, las viviendas y la comida. Entre los "productos culturales” encontramos canciones cómicas como las Relaciones del Pericón, lo mismo que las Cuatro Estaciones de Vivaldi y los registros del Ñembo’e Jeroky de los Mbya. No podemos emplear el contraste de "lo culto frente a lo inculto”, pues esta distinción de uso popular solo representa una diferencia, no su presencia o ausencia.

El hábito de usar el término cultura solo para los pueblos cuyos modos de vida nos sorprenden por su rareza y exotismo es decididamente inantropológico. La CULTURA existe en la calles de Londres, París, Buenos Aires, así como entre los esquimales, Mbya, Ava y Qom; y las costumbre y modos de vivir de los misioneros cristianos venidos de Europa participaron de la cultura de los pueblos originarios de América a los que intentaron evangelizar.

Queda –por lo tanto- demostrado que cultura –desde el punto de vista Antropológico- es la expresión que abarca todo el proceso creativo del ser humano, sin excepción.

La HERENCIA CULTURA Les el proceso mediante el cual el ser humano tiende a transmitir los modelos de vida y las formas de comportamiento de una generación a otra; de ascendientes a descendientes, a través de un mecanismo reversible, porque los ascendientes -según su grado de prescindencia- pueden alterar, destruir, transformar o perfeccionar los modelos de vida heredados y a su vez crear o inventar nuevos modelos necesarios para el bienestar y progreso de su comunidad. Costumbres tales como: la forma de preparación de los alimentos, de los medicamentos, las Celebraciones de San Juan Ára –incluido o no el tata ári jehasa-; el recorrido de las siete iglesias, el chipa apo en Semana Santa; no pasar debajo de una escalera o evitar que un gato negro se cruce en tu camino, porque trae mala suerte; no mirar o alzar un bebé cuando se está muy cansado, para evitar el ohéo-ojeo.


Aprendizaje de la cultura.

Las culturas se aprenden; no se transmiten genéticamente, como las características raciales. Las diferencias culturales no provienen de que los distintos pueblos hayan heredado distintas capacidades, sino que se han educado de diverso modo. Aprendemos a pensar, a hablar, a obrar de la manera que lo hacemos mediante nuestra asociaciones cotidianas, y cuando éstas cambian, nuestros hábitos también varían.

Los niños –al nacer- no tienen modos de comportamiento culturalmente basados, sino que adquieren éstos a medida que crecen y como resultado de un largo y complicado proceso de aprendizaje.

El ser humano es producto de su entorno geográfico y cultural.

Tomemos el caso de dos hermanos, uno de ellos educado en un medio urbano, con viviendas modernas y cómodas, con medios de transporte y de comunicación (radios, revistas, diarios, televisión); el otro hermano –en cambio- fue educado en un medio rural aislado, con viviendas no modernas, ni medios de locomoción, sin medios de comunicación, sin escuelas completas. En los hechos, los dos tendrán distintos niveles de aprendizaje cultural, con respecto a la ciencia, la tecnología, la naturaleza, pese a ser hermanos biológicamente.
El homo sapiens –como especie animal- aún cuando sus miembros funcionen fisiológicamente de una manera parecida, y sus estructuras corporales y sicológicos sean esencialmente similares, demuestran una notable variación en los modelos de comportamiento. Los humanos difieren en sus modos de conducta y ninguna manera de comportarse es válida para todos los hombres, en todos los lugares y en todos los tiempos.

Hasta aquí esta especie de planteamiento problemático a la observación metódica, sistemática y ordenada del ser humano como sujeto y a su vez objeto de:
a- la antropología,
b- la cultura y
c- el folklore.

Decíamos al principio que "para recrear mejores condiciones dependemos nuevamente de un proceso creado por el hombre –el más importante quizás-: LA EDUCACIÓN”.

Ahora, cuando repasamos el recorrido hecho a lo largo de esta tarde-noche por los tortuosos ríos del FOLKLORE, LA CULTURA Y LA ANTROPOLOGÍA, no hemos encontrado acaso un método sencillo, claro y vivencial de TRANSMISIÓN DE APRENDIZAJES SIGNIFICATIVOS?

Si estamos de acuerdo que el presente–de cada uno de nosotros-es resultado del pasado, del camino transitado: hoy vestimos como las abuelas de las abuelas de nuestras madres nos fueron heredando (aunque en los últimos tiempos nos hayamos animado con el ridículo); hoy comemos, pensamos, hablamos, vivimos como lo heredamos de nuestros abuelos. Y acá no sucede de la misma manera que a 100 km. (por jugar con una cifra).

Esto sucedió así, dio resultados y fue modificándose a la medida de las necesidades hasta hace muy poco tiempo: unos 200 años, en que hace su aparición en la historia la ESCUELA como institución, como sistema y lentamente los educadores profesionales se van alejando de estos preceptos originales y rectores. Al punto que HOY la Educación no cumple ninguna de las 5 acepciones con la RAE la define:

1. tr. Dirigir, encaminar, doctrinar.
2. tr. Desarrollar o perfeccionar las facultades intelectuales y morales del niño o del joven por medio de preceptos, ejercicios, ejemplos, etc… Educar la inteligencia, la voluntad.
3. tr. Desarrollar las fuerzas físicas por medio del ejercicio, haciéndolas más aptas para su fin.
4. tr. Perfeccionar, afinar los sentidos. Educar el gusto.
5. tr. Enseñar los buenos usos de urbanidad y cortesía.

Volver al futuro.

Cuando proponemos convertir este círculo vicioso en círculo virtuoso, estamos simplemente diciendo que lenta, metódica, ordenada y sistemáticamente volvamos a incorporar al sistema educativo formal todos estos saberes que componen el FOLKLORE-TAVARANDU.
* Que a partir de un jeroky, recuperemos el valor de la palabra y el ejercicio de la memoria; y transversalicemos con los lugares más cercanos y la relación e interdependencia que pudieran existir;
* Que a partir de un chamamé, hagamos un recorrido por las distintas poblaciones que integran el Guarani Retã, conozcamos su historia, geografía y costumbres –escuchándolos-;
* Que a partir del chipa o del jopara, hagamos un camino del maíz, su paso por la historia, su paseo por el mundo y su recalada en los alimentos y en el modo de vida;
* Que a partir del ka’arẽ, del koku o del ka’apiky nos podamos zambullir en la amplia fitoterapia guaraní, en la botánica, en la conservación-depredación del ambiente, en el cambio climático;
* Que a partir del aquí y ahora, vayamos avanzando en círculos concéntricos-espiralados hacia la totalidad y la universalidad.

Éste es el camino que a lo largo de la historia transitó la Nación Guaraní hasta que su encuentro con la bárbara civilización occidental y cristiana le hizo saber que no tenía NI CULTURA NI DIOS NI REY.

A ESTE FOLKLORE –QUE ES NUESTRO-; A ESTA CULTURA –QUE ES NUESTRA-; A ESTA EDUCACIÓN –QUE ES NUESTRA- LE IREMOS INCORPORANDO LOS CAMBIOS Y AJUSTES NECESARIOS PARA LOGRAR UNA MAYOR CALIDAD DE VIDA.

¿ES ESTO UNA UTOPÍA?...
O somos resultado de utopías foráneas aplicadas por la Fuerza.

AGUYJE – AGUYJEVÉTE – OBRIGADO - GRACIAS


Nota: Esperemos sea, como lo expresamos al inicio de MUY BUEN USO.

Más notas en la categoría Noticias